Siempre he creido que el conocimiento de la música nos hace ser mejores personas, por eso te agradecería que difundieras este blog entre tus amigos.Juntos conseguiremos que este mundo sea mejor y más humano.

jueves, 25 de agosto de 2011

Hélène Grimaud

Su familia cambio de apellido (de Grimaldi a Grimaud) antes que naciera. Descubrió su habilidad para el piano a los 7 años e ingresó al Conservatorio de París en 1982.
Hélène Grimaud tenía quince años cuando salió su primer disco, en 1985. No se hablaba especialmente de ella en el Conservatorio Nacional Superior de Música y Danza de París, donde era alumna de Jacques Rouvier, tras haberlo sido de Pierre Barbizet en el Conservatorio de Marsella. Tenía quince años y grabó la Segunda Sonata de Sergei Rachmaninov, una obra exuberante que requiere medios pianísticos de primer orden, una ciencia del sonido, de la organización de los planos sonoros, una idea superior de la forma y una gran inspiración para mantener la distancia.
Hélène Grimaud salió victoriosa de este examen iniciático, salvando todos los obstáculos, tocando con sabio desenfreno, organizando de forma magistral esa gran forma cíclica tan difícilmente puesta de relieve por pianistas menos dotados que esta joven e intrépida mujer.
Pero su carrera aún no estaba lanzada. Por extraordinario que fuera, un disco grabado por una joven desconocida no podía abrirle las puertas de la carrera. Durante el verano de 1987, con una modestia y un sentimiento de duda que caracterizan su atractiva personalidad, Hélène Grimaud corrió el riesgo de presentarse ante Jorge Bolet, que daba clases públicas de interpretación en el Festival Internacional de Piano de La Roque d'Anthéron (sur de Francia). Cuando ya la conocían los especialistas, Hélène Grimaud tocó para el gran pianista americano de origen cubano. Eligió "Après une lecture du Dante", de Franz Liszt. Atreverse con esta gran obra ante Jorge Bolet podía ser peligroso. Quedó entusiasmado. 
Hélène Grimaud ha tenido otros encuentros altamente formadores, al frecuentar asiduamente el Festival del violinista lituano Gidon Kremer, en Lockenhaus (Austria), ha participado en numerosos festivales y conciertos en el mundo entero y tocado con los mejores directores y orquestas.
 Es una de las artistas más populares en Francia gracias a la sensibilidad de su forma de tocar, su espontaneidad, su capacidad para comunicar con el público, para captar su atención en cuanto sube al escenario.
También es conocida por su pasión por los lobos. Hélène Grimaud estudia el comportamiento de este animal tras haber obtenido todos los diplomas necesarios (¡y no se ha presentado a ningún certamen de piano!). No se trata de un pasatiempo: Hélène Grimaud es corresponsal de varias organizaciones científicas. Esta mujer solitaria y secreta comparte su vida con una jauría de lobos, de la que nunca se aleja mucho tiempo.
Bach - Bussoni Chaconne BWV 1004

5 comentarios:

  1. Me gustó esta pianista. La verdad que mis favoritos son los de música new age, pero algunos clásicos también me gustan.

    Pásate por mi blog que tengo algo para ti:

    http://retoqueyalgomas.blogspot.com/2011/08/segundo-premio.html

    ResponderEliminar
  2. Excelente!!! Me interesò leer sobre Helen, luego de escuchar interpretar a Rammaninoff en el concierto No. 2 in c minor. Quedè cautivada

    ResponderEliminar
  3. Excelente artista, puede interpretar de manera magistral cualquier obra de los grandes compositores y estilos musicales; desde Bach, Beethoven, Mozart, Ravel, Rachmaninoff etc.
    Fuerza, pasión y destreza.

    ResponderEliminar
  4. ¡Dios mío!, ¿adonde se van a formar las demás mujeres cuando les asignan dones? Si no será injusto el mundo... Además de virtuosas, ¡hermosas!

    ResponderEliminar

Dime qué te parece este pianista