Siempre he creido que el conocimiento de la música nos hace ser mejores personas, por eso te agradecería que difundieras este blog entre tus amigos.Juntos conseguiremos que este mundo sea mejor y más humano.

sábado, 1 de diciembre de 2012

Chucho Valdés

Dionisio de Jesús Valdés Rodríguez, conocido como "Chucho Valdés" nace el 9 de octubre de 1941 en Quivicán. Su padre es el pianista, compositor y director de orquesta, Bebo Valdés. A los seis años de edad aprende solfeo con Oscar Boufartique, y a los dieciséis debuta como pianista de la célebre orquesta de su padre Sabor de Cuba. Fue alumno en el Conservatorio Municipal de La Habana, donde trabajó con Ángela Quintana. Fue discípulo más tarde de Zenaida Romeu y Rosario Franco, cuyas influencias considera importantes en su formación musical; graduándose de la Universidad de las Artes, ISA, de La Habana.
En los inicios de la década del 60 formó parte de la orquesta del Teatro Musical de La Habana, donde coincidió en la actividad profesional con Leo Brouwer, Federico Smith y Alberto Alonso. Integró después la Orquesta Cubana de Música Moderna, fundando posteriormente el proyecto del grupo Irakere, junto con el guitarrista Carlos Emilio Morales. Con esta agrupación, desarrolla una significativa labor de rescate de las raíces de la música cubana, manejadas con nuevos elementos expresivos.
En 1967 es invitado a integrar la Orquesta Cubana de Música Moderna de Armando Romeu. Pero tres años más tarde, en el Festival de Varsovia, donde se presenta en un quinteto con Rivera y Orlando López Chacaíto, la cálida recepción que recibe sella su destino musical. Dave Brubeck le alienta para que continúe explorando las raíces afrocubanas en el jazz.
De regreso a La Habana, recluta a varios de los principales solistas de la orquesta Romeu para crear Irakere, orquesta donde se funden elementos del jazz, la música clásica y el rock con la música y rítmica cubana, y que sigue en activo hasta hoy.
Valdés ha continuado realizando grabaciones como solista entre las cuales se destacan Pianissimo y Lucumí, considerada su obra maestra. En ella refleja la riqueza melódica de su padre indisolublemente ligada a la tradición afrocubana. En los últimos años, se presenta en vivo con los mejores músicos latinos de Nueva York, graba Habana con el grupo Crisol de Roy Hargrove; también un sabroso Manisero a cuatro manos con su padre, y un disco de boleros con Omara Portuondo. Apadrina a pianistas cubanos tales como Hernán López-Nussa, Gabriel Hernández e Hilario Durán. En el 2000 participa en la filmación del documental de largometraje Calle 54 del español Fernando Trueba con los más importantes músicos del género.
Su calidad interpretativa ha sido reconocida internacionalmente con el otorgamiento de la condición de Doctor Honoris Causa en Música por la Universidad de Victoria de Canadá, de Berkeley y por la de La Habana ,.y las entregas de la Medalla Félix Varela de Cuba, las llaves de las ciudades de San Francisco, Los Ángeles, Madison y Nevilly en Estados Unidos y la de Ponce en Puerto Rico.
Considerado uno de los mejores pianistas del mundo y, por la crítica especializada mundial, como uno de los cuatro mejores jazzistas del orbe. Maestro en todos los géneros, tanto jazz, música clásica y música popular bailable.
Entre sus composiciones más famosas figuran Mercy cha, Niña, Por la libre, Valle Picadura (danzón), Misa Negra (para piano), Juana 1600, Calzada del Cerro, Las Margaritas y Mambo Influenciado, entre otras. Sus instrumentaciones originalísimas a piezas populares, son consideradas un aporte de gran significado para el desarrollo musical cubano.
Ha recibido siete premios Grammy: en 1978 con Misa Negra interpretada con el Grupo Irakere; en 1996 con Crisol of Havana , disco coprotagonizado con el trompetista Roy Hargrove y una banda cubano-americana-portorriqueña; en el 2001 por Live at the Vanguard Village, concierto en este lejendario Club de New York; en 2002 por el CD Canciones inéditas, producido por la EGREM que obtuvo la categoría del Premio como Mejor Albúm Instrumental Pop; en 2004 por su disco New Conceptions en la categoría Mejor Álbum de Jazz Latino;  en 2010 con Juntos para siempre, en el que sostiene un diálogo pianístico con su padre y maestro Bebo Valdés; y también en ese último año premio Grammy Latino en la categoría mejor álbum tropical tradicional por El último trago, junto a la cantante española Concha Buika.

Premio Anual del Gran Teatro de La Habana, 2004.
El 16 de octubre de 2006, Chucho Valdés fue nombrado Embajador de Buena Voluntad de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)
Otros premios:
Premio Nacional de la Música en Cuba.
Doctor Honoris Causa en el Instituto Superior de Arte de La Habana.
Distinción al Mérito Pedagógico en el Instituto Superior de Arte de La Habana.
Medalla Félix Varela (máxima distinción de la cultura cubana).
"Son nº1" de Chucho Valdés
"El Manicero" versión Chucho Valdés
Chucho Valdés y Reinaldo Milian Beguine en el Festival de Jazz de Viena 2010
Chucho Valdés y su padre Bebo Valdés
"tres palabras" Chucho y Bebo Valdés

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime qué te parece este pianista